Cinco recomendaciones para controlar la grasa corporal

Es importante conocer las formas correctas de cuidar el cuerpo. Muchos hábitos aún tienen mito.

Hay una obsesión creciente por las ideas de “bajar de peso” y “eliminar grasa”, pero cada cuerpo reacciona de una manera diferente a los hábitos o rutinas que ayudan a lograr un nivel más elevado de salud.

Para aquellos que se agotan ante el esfuerzo sin notar resultados en mucho tiempo, Ángel Cisneros, personal trainer en la empresa Lab Nutrition, comparte cinco puntos que influyen directamente en mantener niveles adecuados de grasa para cada cuerpo.

1. Comer carbohidratos de noche.

Tres tipos de alimentos siempre necesarios para una buena salud son los carbohidratos, las proteínas y las grasas saludables en proporciones adecuadas. Muchas personas dejan de comer o hacen dietas muy
estrictas creyendo que así perderán grasa, cuando el truco está en ordenar los horarios de alimentación y saber qué consumir en qué momento del día.

Carbohidratos como los plátanos, la cebada, las menestras, el arroz, las galletas y cereales azucarados, entre otros, se vuelven energía para realizar las actividades del día. Por lo tanto si son consumidos muy de noche, el cuerpo en reposo durante el sueño no podrá quemar esta energía.

2. Comer a buenas horas

Cada vez es más común comer a cualquier hora. Es bueno saber que de pasar mucho tiempo sin alimento, se crea ansiedad y al volver a comer tendemos a ingerir más de lo necesario.

Para una persona medianamente activa se recomienda comer 5 veces al día, consistiendo en 3 principales y 2 “entre comidas” que deben incluir proteína como carne, pescado, lácteos y huevos. Así disminuirán las ansias y se podrá disfrutar de un almuerzo y una cena sin excesos.

Las actividades del día pueden complementarse con quemadores que mobilizan y ayudan a la combustión de grasas: una excelente opción es Hydroxycut SX-7 de Muscletech, cápsulas que dan una energía
extra y controlan el apetito y la ansiedad.

3.  Hidratarse bien

El 70% del cuerpo humano es líquido, por lo que la hidratación constante asegura una irrigación correcta de los músculos, lo que significa mayor energía e intensidad de movimientos que ayudarán a la pérdida del exceso de grasa en cada actividad.  Se recomienda consumir de 2 a 3 litros de agua al día.

4. Ejercicio apropiado

Todavía se suele creer que un mismo tipo de ejercicio en diferentes zonas ayudará a quemar el exceso de grasa para todos los cuerpos. Si contamos con un entrenador, podemos establecer una rutina adecuada, personal para cada zona del cuerpo que necesita tonificación. Cada cuerpo quemará grasa en una forma diferente.

Asimismo, antes de iniciar la rutina de entrenamiento ayuda mucho consumir un pre-entreno para alcanzar mayor intensidad, como Hydroxycut Elite Powder de Muscletech, un quemador en polvo que define y moldea la figura.

5. Consumir suficiente grasa

Por raro que suene, no se trata de eliminar toda la grasa sino controlarla en la forma adecuada. Grasas como Omega 3 favorecen la producción de la hormona Leptina, que mantiene el peso correcto y disminuyendo el exceso de apetito. La Leptina acelera el metabolismo, resultando muy importante en tu objetivos de quemar grasa.

Estas grasas la podemos encontrar en el pescado, lalinaza, el brócoli, las fresas, entre otros. Un buen complemento para estos alimentos al entrenar es el Triple Omega de Met Rx, que incluye omega 3, 6 y 9; fortaleciendo el sistema inmunológico y la recuperación muscular.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.