Empleados, Managers y empresas, se benefician de la tecnología para gestionar su OnBoarding

Bien es sabido que la primera impresión no se olvida, y en el ámbito laboral está demostrado que un buen recibimiento evita una mala experiencia para el empleado en sus primeros días de trabajo e inicia una relación de compromiso sólida entre empleado y organización.

La solución de OnBoarding de Meta4 permite a los nuevos empleados agilizar la tramitación de los documentos requeridos por la empresa como: la firma del contrato de trabajo, el certificado de estudios o la aceptación de las políticas de empresa. Le facilita acceder y editar su información personal y curricular en función a sus necesidades: estado civil, contactos de emergencia, cuenta bancaria, historial académico. Y le ayuda a conocer y relacionarse con sus futuros interlocutores, managers, compañeros y personas de referencia, lo que hará que su primer día de trabajo le resulte más sencillo y agradable.

Así mismo, esta herramienta no sólo beneficia al nuevo empleado sino también a los managers, uno de los principales actores a la hora de promover o inhibir la adaptación de este nuevo talento, al permitirles un contacto directo con esas futuras incorporaciones, para planificar juntos acciones de inducción; formativas, de desarrollo o de socialización, reduciendo de esta forma su curva de aprendizaje en el nuevo puesto.

Por último, las empresas también se benefician del módulo de OnBoarding de Meta4 ya que más allá de la reducción de costes y recursos asociados a los procesos de selección, este módulo permite digitalizar los procesos de acogida e incorporación y contribuye a mejorar la experiencia de los empleados, lo que repercute en una mejora del Employer Branding de las compañías. Por otro lado, la solución de Meta4 asegura el cumplimiento con las normativas legales, uno de los aspectos más delicados y que más consecuencias gravosas pueden acarrear a las compañías en caso de infracción.

“Si hemos invertido esfuerzo, cariño y recursos en nuestros candidatos durante las distintas fases del proceso de selección, en el momento de la incorporación y durante las semanas previas y posteriores al mismo, no debemos bajar el ritmo. Una vez que el candidato acepta nuestra oferta, es imprescindible poner en marcha un proceso de acogida eficiente que acelere al máximo la integración del nuevo empleado” ha asegurado Sergio Moreno, Strategic Human Resources Consultant de Meta4.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.