Jóvenes innovadores representaron a Perú en foro científico

Dos jóvenes científicos peruanos participaron de importante foro internacional con apoyo de Bayer.

Desde hace 14 años, Bayer apuesta por impulsar la creatividad de los jóvenes científicos en Iberoamérica a
través de su programa Bayer Young Community Innovators (BYCI), que premia proyectos e iniciativas para mejorar la calidad de vida desde las áreas de salud y/o agro.

GANADORES BYCI PERU 2017:

  • Daniel Torrejón Maldonado.

Estudiante de 22 años de la carrera de Genética y Biotecnología en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Proyecto: Desarrollo de un fármaco antitrombótico derivado del veneno de la serpiente Bothrops atrox y modificado por ingeniería genética.

Se calcula que el Tromboembolismo Pulmonar (TEP) es el responsable del 5 % de la mortalidad total en la población adulta. Daniel cuenta que la concepción del proyecto nace de un deseo de explotar los conocimientos ya obtenidos sobre las propiedades biotecnológicas del veneno de serpiente, y obtener desde ahí un producto que pueda generar un impacto positivo en los pacientes que padecen este mal.

Este concurso significó para él la oportunidad de poder alcanzar la formulación de proyectos a favor de la comunidad científica. El capital semilla obtenido por su primer lugar lo utilizará en especializarse llevando cursos de ingeniería genética y en material de laboratorio que facilitará el avance de su proyecto.

  • Guido Pillaca Chillcce.

De 24 años, también estudiante de la carrera de Genética y Biotecnología de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, enfocó su proyecto desde el área de agro. Proyecto: Rescate del acervo genético del algodón nativo de color del norte del Perú para la conservación y uso racional sostenible.

El procesamiento de fibra textil es una de las actividades con mayor huella hídrica entre los procesos productivos. Asimismo, al no contar con innovación en la industria algodonera, nuestro país ha perdido competitividad frente a otros países productores de este material.

Bajo estas premisas, Guido desarrolló un proyecto donde se pueda rescatar el acervo genético del algodón de color de nuestro país, el cual era utilizado por los antiguos peruanos para la fabricación de sus textiles. Esta idea partió al descubrir que durante las décadas pasadas, el algodón de color fue erradicado de las plantaciones al punto de acercarlo a su extinción. Además, al contar con colores como verde, púrpura y marrón, la industria textil puede generar grandes ahorros en costos y en recursos para el teñido de fibras. Con ello, el beneficio de este proyecto tiene una importancia industrial y cultural.

La convocatoria BYCI

Como parte del premio, los ganadores recibieron un capital semilla que consistió en 12 mil soles para el primer puesto y 7 mil para el proyecto que ocupó el segundo puesto. Además, ambos ganadores participaron del foro “Innovación Para Una Vida Mejor” en Colombia, donde pudieron participar de diferentes actividades que ayudaron a su desarrollo científico. Además, en este foro tuvieron la oportunidad de intercambiar conocimientos y valiosa experiencia con los ganadores de las ediciones de BYCI de
Colombia, Ecuador y Venezuela.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.