El responsable de la muerte de Camila, una niña de 4 años, raptada en Independencia, al parecer es un joven de 15 años. Los familiares del presunto secuestrador, lo reconocieron en las imágenes divulgadas por las autoridades y acudieron a la comisaría a denunciarlo.

La madre y una tía del adolescente fueron quienes lo denunciaron, según reseñaron los portales locales. Ambas dijeron que ese era su familiar y dieron la dirección de su residencia. La policía llegó a la vivienda donde vive junto a un tío, pero no lo encontraron. Según, escapó con dinero de su hermano y una mochila con la ropa que tenía puesta el pasado domingo cuando secuestró a la pequeña.

En una de las casas cerca de donde vive, que pertenece también a un familiar, fue donde hallaron el cadáver de la niña de 4 años, junto a un pico y rastros de sangre.

Una sobrina de 9 años cuidaba a la víctima

Camila había pasado la noche en casa de una tía con su hermana de dos años, y una prima de 9 años, que las cuidaba. La madre de la víctima, Mirella Huamán (22), las dejó allí para poder salir a una fiesta el sábado 29 de febrero, en la noche, indicaron las autoridades.

El secuestrador las vio en la calle

De acuerdo a las investigaciones, las tres niñas salieron la mañana del domingo 1 de marzo, a buscar a la mujer y poder volver a su casa, cuando van caminando por una de las calles la zona conocida como La Mina, en Payet, el adolescente se les acerco y empezó a caminar con ella.

Luego de un rato toma a la pequeña y sale corriendo, las otras dos niñas, aunque corrieron detrás de él, no lograron alcanzarlo. Toda esta información la policía logró verificarla a través de las grabaciones de cámaras de seguridad ubicadas en la zona.

La Policía la buscó por ocho horas

Luego de que la madre de la víctima colocara la denuncia, la policía inició un operativo en toda la zona, repartieron carteles con la fotografía de Camila y buscaron al menos ocho horas, hasta que encontraron el cuerpo sin vida de la pequeña en una zona descampada de La Mina.

El coronel Gálvez, a cargo de la investigación, indicó a los medios que el cuerpo presentó lesiones en la nuca y que la muerte se produjo “por un traumatismo encéfalo craneano provocado con un arma punzo penetrante”. De la misma forma aclaró que, los peritos de criminalística y del Ministerio Público investigan si la niña fue abusada sexualmente.