Al menos 150 personas fueron detenidas por asistir a una fiesta durante el toque de queda en San Martín de Porres (SMP).

Integrantes de la Policía Nacional y de fiscalización de la municipalidad de San Martín de Porres (SMP) intervinieron una discoteca clandestina que funcionaba en la avenida Canta Callao con Los Dominicos, en el distrito de San Martín de Porres. En el proceso fueron detenidas 150 personas en el local.

Además, las autoridades ediles informaron que el local no contaba con licencia de funcionamiento, por lo que de manera temporal fue clausurado.

De acuerdo a lo reportado, todas las personas detenidas fueron llevadas a la comisaría de Sol de Oro. Donde posteriormente se les aplique la multa correspondiente.

Los presentes no cumplieron con el uso de mascarilla, ni con la distancia social. Ambas medidas son obligatorias para prevenir nuevos casos de coronavirus (COVID-19). De igual modo se conoció que el local no mantenía otras medidas de seguridad sanitarias como el control del aforo.

Declaró José Mata, gerente de seguridad ciudadana de la municipalidad, que la intervención se dio como parte del trabajo de fiscalización del distrito. Y luego de que se reportaran denuncias por parte de vecinos por el ruido que producen las fiestas en la madrugada.

Es necesario mencionar  que, según las normas dadas por el Poder Ejecutivo, están prohibidas las reuniones sociales y familiares para prevenir contagios de coronavirus.