Mark Vito esposo de la lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori pasó su primera noche en una carpa campamentera en el exterior del penal Anexo de Mujeres de Chorrillosy además cumple una huelga de hambre desde la noche del miércoles.

Asimismo Vito expresó que “he tomado esta decisión tan drástica de hacer una huelga de hambre por las jugadas del Ministerio Público y el fiscal José Domingo Pérez. Llega un momento en el que dices basta, basta de abusos, alto al show”.

De esta forma, apenas toma agua, no ha probado alimento y afuera de su carpa, un grupo de personas afines a Fuerza Popular lo custodia y le da apoyo. Su idea es permanecer todo el tiempo posible hasta que Keiko salga en libertad.

Igualmente Vito ha criticado a los magistrados “yo como ciudadano peruano tengo derecho de protesta. Un show es lo que hace la Fiscalía desde el comienzo”.

Además dijo que busca que las presiones mediáticas bajen y que los miembros del Tribunal Constitucional decidan libremente respecto del recurso que busca la liberación de la lideresa del fujimorismo.