Actualmente más del 80% de los pacientes diagnosticados con sobrepeso y obesidad son diagnosticados con diabetes tipo 2.

Los pacientes con antecedentes de sobrepeso y obesidad son diagnosticados con diabetes tipo 2. Además, están en riesgo de padecer un infarto agudo del miocardio o un evento vascular cerebral.

La diabetes mellitus es una enfermedad crónica que se caracteriza por una elevación de glucosa en la sangre. Debido a que el páncreas no se encuentra produciéndose o el organismo no utiliza la insulina de manera adecuada.

Esta hormona es fundamental en el cuerpo, ya que ayuda a que los azúcares de los alimentos que ingerimos lleguen a las células. Donde se transforman en energía para que funcionen los músculos y los tejidos.

Un control deficiente de la glucosa aumenta el sobrepeso y la obesidad en la persona. Derivando a que esta pueda llegar a tener diabetes de tipo 2, que es 10 veces más frecuente que la del tipo 1.

Actualmente, más del 80% de personas con antecedentes de sobrepeso y obesidad son diagnosticados con diabetes tipo 2, y están en riesgo de padecer un infarto agudo del miocardio o un evento vascular cerebral. La diabetes tipo 2 es una de las principales causas de muerte en el mundo.