El príncipe Harry y su esposa Meghan Markle notificaron a las autoridades sobre la presencia de drones en su jardín con la intención de fotografiarlos.

Después de haber renunciado a los beneficios que le ofrecía la corona británica, el príncipe Harry y su familia se mudaron a Los Ángeles para alejarse un poco de la atención mediática. Sin embargo no ha sido fácil para ellos, ya que de acuerdo al portal The Daily Beast la ex familia real denunció que los drones descendieron hasta por debajo de seis metros para obtener imágenes de ellos, hechos ocurridos durante cinco fechas , entre el 09 y el 25 de mayo.

La pareja indicó que después de anunciar su compromiso han recibo amenazas terrorista y por ello se vieron en la necesidad de comunicarlo a pesar de que tambien éstos incidentes podrían atribuírseles a la prensa, pero es mejor prevenir que lamentar.

Hace algunas semanas el príncipe Harry y su familia colocó una serie de pantallas protectoras que impiden la vista a la intimidad de su mansión, debido a la presencia de la presa en los alrededores para intentar fotografiarlos.