Parasite, el filme surcoreano que le ha dado la vuelta al mundo, se convirtió en la primera cinta de habla no inglesa en ganar el galardón a la mejor película. También se llevó la estatuilla como mejor director, mejor película internacional y mejor guion original.

Los reconocimientos de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de Estados Unidos en su noveno segunda edición, se llevó a cabo en el Teatro Dolby, en Los Ángeles, la noche del domingo 9 de enero.

Era la gran favorita

El filme surcoreano ha sido todo un éxito en taquilla y además ganó la Palma de Oro en el festival de Cannes.  “Voy a beber hasta el amanecer”, dijo el director Bong Joon-ho al recibir el reconocimiento como mejor director, en un emotivo discurso en el que homenajeó al también nominado Martin Scorsese.

Aunque era la gran favorita, Parasite competía con otros aclamados largometrajes: el drama de guerra 1917, que triunfó en categorías técnicas, y Once Upon a Time in Hollywood(“Érase una vez en Hollywood”). Por su interpretación en esta última, Brad Pitt ganó el premio al mejor actor de reparto.

Joaquin Phoenix brilló como el Joker

Joaquin Phoenix recogió su primer Oscar como Mejor Actor por su magistral actuación como el payaso criminal en Joker, así como Renée Zellweger su segundo galardón de la Academia por su memorable encarnación de Judy Garland, en Judy.

Brad Pritt recibió la estuilla dorada como mejor actor de reparto, por su papel de un intérprete de doblaje en Once Upon a time.. in Hollywood. Mientras Laura Dern recibió el galardón a mejor actriz de reparto por el papel de abogada que realiza en Marriege.

El Oscar para quienes escribieron las historias fueron para Taika Waititi como Mejor Guion Adaptado por Jojo Rabbit y para Boon Joon-ho como Mejor Guion Original por Parasite.

El diseño y el sonido también se premiaron

En las categorías de diseño, Little Women (Mujercitas) triunfó como Mejor Diseño de Vestuario y Once upon a time in Hollywood como Mejor Diseño de Producción.

En los apartados de sonido, Ford v Ferrari y 1917 se llevaron las estatuillas a Mejor Edición de Sonido y a Mejor Sonido, y en los musicales, Joker a Mejor Banda Sonora y Rocketman a Mejor Canción Original, por I’m Gonna Love Me Again.