Un bebé con apenas 30 horas de nacido fue diagnosticado con coronavirus en la ciudad china de Wuhan. Se trata del primer ser humano más joven afectado por la epidemia que ya ha cobrado más de 500 vidas desde su inicio a finales de diciembre del 2019.

Xinhua, agencia oficial de noticias del país asiático, informó el pasado lunes 3 de enero sobre este caso. El pequeño estaba en condición estable y bajo observación hasta la tarde del jueves 6 de enero, su peso era de 3 kilos 25 gramos.

La comisión nacional de China agregó el martes que la personas diagnosticada con más edad tiene 90 años y que el 80 por ciento de las muertes que hasta ahora han registrado son pacientes de 60 años o más.

El Hospital Infantil de Wuhan también reveló los detalles de un segundo caso de un bebé que nació sano el 13 de enero y que comenzó a mostrar síntomas el 29 de ese mismo mes. A su cuidadora y a la madre se les había diagnosticado el virus, informó la agencia Reuters.

Su madre lo contagiaría

De acuerdo a lo que reseñan algunos medios, los expertos explicaron que podría tratarse de un caso de “transmisión vertical”, que hace referencia a infecciones transmitidas de a hijo durante el embarazo, parto o luego de nacer. Presuntamente, la mamá del bebé habría dado positivo para coronavirus días antes de dar a luz.

“Es muy posible que el bebé se contagiara de manera convencional, al inhalar pequeñas gotas del virus que provenían de los estornudos de la madre”

Stephen Morse, epidemiólogo en la Escuela Mailman de Salud Pública de la Universidad de Columbia, en declaraciones a Business Insider

Son poco los casos de menores de edad contagiados con la neumonía de Wuhan. Lo cierto es que, el virus continúa extendiéndose en el extranjero: al menos 25 naciones han confirmado casos, lo que llevó a la OMS a declarar el brote como una emergencia sanitaria mundial.