Se espera que para finales del año 2019, la cifra de indigencia puede superar el 10%. Esto da un total de unas 5 millones de personas que no tienen acceso a sus derechos fundamentes como alimento, un hogar, entre otras cosas.

A pesar de esta alarmante cifra de indigencia, el presidente de Argentina, Mauricio Macri se niega a asumir un estado de emergencia en base a este problema.

Esta cifra fue hecha por el Instituto Nacional de Estadística y Censos de la República Argentina. Por otro lado, se espera que para el 2019 haya un incremento del precio de los alimentos en un 80%.

En base a esto, el diputado nacional del bloque Red por Argentina, Daniel Arroyo dijo lo siguiente: “Argentina no es un país pobre, es un país injusto: la producción de trigo da para elaborar un kilo de pan por habitante. La de los tambos para tres cuartos de litro de leche por persona por día”.