Perú es el siguiente país, después de Brasil que posee más territorio de la Amazonia. De momento, esta parte de la selva se encuentra totalmente a salvo de los incendios que hay en la gran Amazonas.

Sin embargo, durante todo el año se originan cientos de incendios en las selva peruana, provocado por campesinos que habitan en ella. La selva ocupa un 54% del territorio de Perú.

A partir del año 2001 la Amazonia peruana ya ha perdido un aproximado de 2.1 millones de hectáreas. Todo esto, producto de la deforestación que se consume unas 123,500 hectáreas al año.

La minería ilegal, es una de las grandes razones por las cuales la selva peruana se está consumiendo poco a poco. Sin embargo, las fuerzas armadas están tratando de detener esto, ya que Perú se comprometió en el Acuerdo de París a cuidar y reducir en un 30% la emisión de gases que produce para el 2020.