El actual presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se quejó este jueves 11 de julio de lo que percibe como una pérdida de seguidores en Twitter y acusó a esa red social, Facebook y Google de desfavorecer a voces conservadores que apoyan sus políticas, así como de dar una mayor difusión a noticias críticas con su gestión.

Durante una “cumbre sobre redes sociales” llena de activistas conservadores, Trump aseguró que invitará a representantes de dichas compañías de internet a reunirse con él en algún momento de las próximas semanas para dar a conocer sus quejas.

“No tengo ninguna duda de que debería tener millones y millones de seguidores, pero nos bloquean”, denunció Trump durante la cumbre, celebrada en la sala Este de la Casa Blanca.

El mandatario estadounidense que tiene casi 62 millones de seguidores en Twitter, se quejó de que ese número fluctúa, algo que probablemente se deba a que la red social efectúa en ocasiones purgas para eliminar cuentas falsas o bots.