Un repunte en las regiones refleja el aumento de contagios por coronavirus (COVID-19), lo que mantiene a Perú como el séptimo país del mundo en contagios.

Tras levantarse la cuarentena el pasado 1 de julio se ha presentado un aumento de contagios por COVID-19. Esto ha sido un repunte especialmente pronunciado en las regiones; a diferencia de la capital Lima, donde el aumento de infectados ha sido leve. 

Así lo han demostrado las cifras oficiales de la Plataforma Nacional de Datos Abiertos. Estas también explican que solo en junio, se contabilizaron 56,874 contagiados en Lima Metropolitana, y en julio, fueron 57,346 nuevos casos, es decir solo 0.8% más. Esto equivale a 1,850 contagios por día.

Por su parte, a nivel nacional julio cerró su último día con el récord de 7,448 nuevos contagios en 24 horas y a un ritmo de un caso nuevo por cada cuatro pruebas realizadas.

Perú se presenta como el séptimo país del mundo y el tercero de Latinoamérica con más casos acumulados de COVID-19, ya suma 428,850 contagios y 19,614 muertes.

La situación ha sido más crítica en regiones como Arequipa, donde en junio se registraron 3,441 contagios pero al mes siguiente la cifra aumentó a más del doble, contabilizando 7,436 nuevos infectados.

En Cusco, el incremento ha sido mucho mayor. Solo en julio se reportaron 2,959 personas con el coronavirus cuando en el mes anterior a penas hubo 684. Es decir, creció más del 432% de un mes a otro.

Una situación semejante atraviesan Puno y Tacna. En la región altoandina se reportaron 425 nuevas infecciones por COVID-19 en junio. En los siguientes 31 días la cantidad de contagios fue de 1,432.