La Contraloría General de la República detectó deficiencias en varios hospitales de todo el país, que ponen en peligro la integridad de miles de pacientes.

A través del operativo “Por una salud de calidad 2019”, la entidad visitó un total de 248 hospitales del Ministerio de Salud (Minsa).

Además de EsSalud, las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional del Perú.

Como resultado se obtuvo que el 52% de los centros de salud visitados no cuenta con un código de alarma de emergencia para los pacientes con Prioridad I (riesgo inminente de muerte).

Por lo tanto, esta carencia podría afectar la calidad de la atención de estos pacientes y derivar en secuelas graves.

Según se informó, esta preocupante situación se detectó,en su mayoría, en los establecimientos que están a cargo de los gobiernos regionales (61%) y EsSalud (22%).

Escaso presupuesto

Otra situación preocupante, advertida por la Contraloría, es que los establecimientos de salud destinaron menos de la mitad de su presupuesto al rubro de bienes, servicios y obras.

También se detectó que el gasto destinado al ámbito de mantenimiento fue solo de 1%.

Mientra tanto, el 32% de los establecimientos visitados por la entidad de control carecía de información sobre sus presupuestos y gastos.

Esta deficiencia, refiere la Contraloría, puede afectar la calidad y oportunidad de la atención de los usuarios al limitar la toma de decisiones.

“No puede ser que se destine tan poco al tema de mantenimiento, cuando muchos hospitales del país tienen más de 100 años”, dijo el presidente de la Federación Médica Peruana, Danilo Salazar.

En Cusco: Establecimientos vendían medicamentos vencidos y adulterados