La inseguridad aumenta tras los últimos hechos delictivos en el poblado de la Rinconada de la región de Puno.

Tras los últimos hechos delictivos acontecidos en el centro poblado La Rinconada, el Módulo de la Defensoría del Pueblo en Juliaca demandó a la municipalidad de San Antonio de Putina adoptar medidas urgentes para hacer frente a la inseguridad.

El coordinador de dicho módulo, Nirvardo Enríquez, advirtió que la inseguridad aumenta en la Rinconada. Esto se ha dado a conocer a través de los medios de comunicación que dejan ver varios hechos delictivos en el citado centro poblado, 

lugar donde la mayoría de habitantes se dedica a la minería informal.

Nirvardo Enríquez informó que este tipo de actos delictivos han aumentado luego de la flexibilización de las medidas de aislamiento. La cual se estableció en el marco de la emergencia sanitaria originada por el coronavirus (COVID-19).

A inicios de este mes se conoció del asesinato de un trabajador minero, cuyo cadáver permaneció durante tres días sin que se efectuara el levantamiento correspondiente del cuerpo.

“Nos hemos dirigido a la alcaldesa de la municipalidad; para que, en su condición de presidenta del Coprosec de San Antonio de Putina, convoque en el más breve plazo a sus integrantes. A efecto de evaluar y establecer medidas”, dijo Nirvardo Enríquez.