Ayer fue el primer día de la paralización indefinida en Arequipa como medida de protesta contra el proyecto minero Tía María, durante la jornada se registraron hechos de violencia y vandalismo.

Personas afectadas, así como daños en la propiedad pública y privada fueron el saldo de las manifestaciones.

El Ministerio Público y la Policía no pudieron controlar todos estos actos, pero para este martes ya han advertido mayores acciones.

A tempranas horas, en el sector de Mariscal Castilla, se reportó el bloqueo de vías con piedras y otros objetos.

Además los mercados y comercios cerraron sus puertas por temor a ser agredidos por los manifestantes del proyecto minero Tía María.

También se difundieron imágenes del ataque con piedras contra un centro comercial y una clínica de la ciudad, cuyas ventanas resultaron rotas.

Más temprano, manifestantes bloquearon diversos sectores de la carretera Arequipa-Puno con piedras, lo que evitó el pase de vehículos.

El primer día de paro indefinido contra Tía María afectó también a los turistas que acudieron al aeropuerto internacional Rodríguez Ballón.

El Ministerio Público se declaró en alerta ante la huelga indefinida con el objetivo de garantizar la seguridad y respeto de los derechos ciudadanos durante las manifestaciones en la región.

El presidente de la Junta de Fiscales Superiores de Arequipa, Franklin Tomy López, expresó que “se ha exhortado a los dirigentes que su protesta la realicen de manera pacífica y a la policía a que preserve el orden en el marco de la ley”.

Sin ningún tipo de exclusiones, se adelantan las elecciones