En Tumbes el Poder Judicial, mediante adelanto de fallo, dictó cadena perpetua para una mujer de 39 años que abusó sexualmente de su sobrino de cinco años de edad.

El fiscal de la Primera Fiscalía Penal Corporativa de Tumbes a cargo del caso, Víctor Odar Barreto, indicó que el hecho ocurrió en la localidad de Corrales, cuando la mamá de la víctima acudió con su hijo a visitar a su hermana, y esta le pidió que le realice unas compras, momento en que aprovechó para perpetrar el delito.

Al retornar, la madre encontró a su hijo llorando, pero la mujer afirmó que no había pasado nada. Al advertir que el niño no dejaba de llorar, la madre lo llevó al centro de salud, donde el menor contó lo sucedido a la psicóloga.

En el resultado de la entrevista única en cámara Gesell (habitación acondicionada para la observación de personas) se determinó el abuso sexual tras los detalles brindados por la víctima.

La condenada la detuvieron esta semana y luego de la lectura del adelanto de fallo y fue recluida en el penal de Puerto Pizarro.

Algunas cifras de abusos

Según las cifras del Observatorio de Criminalidad del Ministerio Público, en los últimos tres años 2 596 menores de 10 a 14 años fueron víctimas de actos contra el pudor.

Lo mismo sufrieron otras 1 928 niñas y niños menores de 7 años. Hubo, además, 57 casos de delitos contra el pudor que terminaron con menores muertos.

Un total 20 mil 441 niñas, niños y adolescentes menores de 18 años fueron víctimas de delitos de abuso sexual y actos contra el pudor, según registros de las fiscalías provinciales penales y mixtas del país.

Mientras que el Ministerio de la Mujer ha atendido en los Centro Emergencia Mujer (CEM) al menos 10 mil casos de violencia sexual contra menores de 17 años hasta setiembre del 2019, de los cuales 9 126 fueron cometidos contra mujeres y 826 contra varones.