Un hombre identificado como Segundo Flores, de 25 años, escapó de la policía luego ser capturado por violar a una menor de 13 años en Carabayllo.

Presuntamente, el violador confeso, luego de que lo capturaran le pidió permiso a la policía peruana para guardar su mototaxi en su casa en Carabayllo.

Los oficiales se lo permitieron y al ingresar con el trimóvil al domicilio escapó corriendo por la parte de atrás, a pesar de que los agentes esperaban a unos metros del inmueble. El caso quedó en manos del Ministerio Público.

Engañó a la joven haciéndola tomar alcohol

La víctima de 13 años desapareció la tarde del lunes cuando le llevaba el almuerzo a su hermana mayor. Segundo Flores la vio por las calles de Carabayllo y le ofreció llevarla en su mototaxi a lo que la joven accedió.

Sin embargo, el violador la hizo tomar bebidas alcohólicas y con engaños la llevó hasta a un parque y luego cuando ya el alcohol había hecho efecto en la niña la llevó hasta el hostal “El Encuentro”. El personal nunca pidió identificación de la niña, lo que hizo que fuera más fácil acceder a una habitación.

La familia realizó la denuncia

Luego de la violación y que la pre adolescente logrará volver a su casa, la familia se dirigió hasta la Comisaría del Progreso y realizaron una denuncia. Le tomaron la declaración a la niña y un médico legista le realizó las pruebas correspondientes que dieron positivo para la violación.

Las autoridades de Carabayllo salieron en búsqueda del violador y lograron capturarlo y hacerlo confesar su crimen, aunque horas después lograr escapar.

“Cuando el policía le preguntó si había estado con la pequeña, él respondió ‘sí, he estado con ella toda la noche’”, explicó a América Noticias un familiar de la agraviada.