Hablar del outsourcing de las operaciones logísticas en el país hace años no era común, excepto en las empresas corporativas o transnacionales quienes eran las que apostaban por este modelo.

Hoy en día el panorama es distinto: cada vez son más las empresas que contratan este tipo de servicios, considerándolos un factor estratégico para su crecimiento. Según estudios de Global Research Marketing revela que, hasta abril de 2018, el 86% de las empresas apostaban por el outsourcing en Perú. Así, la gran mayoría de compañías subcontratan a proveedores, en gran parte pymes especializadas, para dinamizar su producción.

Una de las principales razones por las que los peruanos prefieren la tercerización es que esta facilita la concentración en el core business. Pero el outsourcing ofrece muchas más ventajas. Por ejemplo, mediante la tercerización de operaciones logísticas, las empresas delegan aquellas tareas que no tienen que ver directamente con sus ventas y así evitan distraerse de las funciones principales de su negocio.

El sector que más se opta por tercerizar en Perú es el de reclutamiento de personal (en un 33,5%), a este le siguen la administración de comedores y la administración de planillas.

En estos tiempos, las empresas están acondicionándose para ser eficientes, competitivas y abiertas a cambios que les permitan optimizar sus operaciones logísticas, ya que es vital para el buen funcionamiento de sus almacenes a corto, mediano y largo plazo.

Outsourcing en almacenaje

Contar con almacenes para guardar algunas cosas de la empresa, requiere inversión directa y constante. Esto ya que debe contar con ciertas características para tener el correcto acondicionamiento del espacio (iluminación, humedad, temperatura y limpieza), sistemas y equipo humano y técnico.

Si el volumen de las operaciones no es suficiente, estos gastos pueden descapitalizar a una empresa. Debido a esto, es conveniente tercerizar el almacenaje para así poder asegurar el control y la gestión de mercancías además de optimizar los recursos de la empresa.

En el caso del outsourcing en almacenaje, se estima que el 25% de empresas peruanas ha optado por aprovechar las ventajas de este servicio. Las principales ventajas del alquiler de almacenes radican en aprovechar la tecnología y experiencia que brindan estas empresas para mejorar los procesos de almacenamiento, administración de inventarios y aumentar la productividad del personal que trabaja en un almacén.

De esta manera, las empresas peruanas no solo pueden dedicarse al core del negocio sino que les permite realizar mayores inversiones en temas de tecnología, infraestructura y atención al cliente para continuar expandiendo sus operaciones.

Outsourcing de equipos de computo

Otro tipo de outsourcing muy utilizado por las pymes peruanas está relacionado con la informática y los equipos de computo. Se centran en servicios como: administración de redes de computadoras, servicios de internet, soporte a usuarios, gestión de centros de computo, capacitaciones en informática, seguridad de la información, administración de servidores, respaldo de la información, servicios de impresión y alquiler de laptops o computadoras.

Una de las principales ventajas de este tipo de outsourcing cuando hablamos de servicios de soporte informático, es el ahorro de gastos en recursos humanos (contratar, capacitar y mantener el departamento); y cuando nos referimos a alquiler de equipos de computo, es el ahorro de gastos en equipos por proyectos determinados.

Outsourcing contable

Muchas pymes o emprendedores encuentran difícil contratar a un contador, especialmente con las habilidades adecuadas para preparar los estados financieros de su empresa, administrar las operaciones de las cuentas bancarias, analizar los datos financieros y preparar las facturas salientes. Hoy en día, los servicios de contabilidad para empresas son muy requeridos en pequeñas y medianas empresas, ya que no se sienten cómodas haciendo contabilidad por su cuenta.

Por otro lado, el ahorro que generalmente proporciona la subcontratación puede ser bastante considerable, ya que la mayoría de las empresas pueden ofrecer sus servicios a las tasas de costo más bajas (generalmente debido a los costos laborales más bajos en su ubicación). Además, al subcontratar, ahorra dinero en el pago de salarios, impuestos, suministros de oficina y beneficios para el empleado a tiempo completo o parcial.