Toyota Motor y la empresa china BYD desarrollarán coches eléctricos de forma conjunta, con la idea de poder construir autos a baterías más asequibles para el principal mercado del mundo.

En una declaración conjunta, Toyota y la automotriz eléctrica china dijeron que desarrollarían vehículos deportivos utilitarios y sedanes, que luego se venderían en China antes de 2025.

Recientemente, Toyota Motor anunció que se está asociando con Contemporary Amerex Technology Co Ltd (CATL) para suministrar y desarrollar baterías para vehículos de bajas emisiones.

La empresa japonesa se ha demorado en adoptar las tecnologías vinculadas a vehículos eléctricos en comparación con sus rivales, entre ellos Nissan.

Por consiguiente, Toyota expresó que en junio el objetivo era obtener la mitad de ventas globales desde este segmento.

Además de que estaban incluidos los híbridos de gasolina, y para 2025, cinco años antes de lo previsto.

Pero para cumplir con este cronograma acelerado, Toyota, el principal fabricante de automóviles de Japón, necesitará más baterías de las esperadas.

Por lo que le obligaría a mirar más allá de Panasonic Corp, su socio desde hace mucho tiempo en esta área, para asegurar el suministro.

En China, Toyota Motor planea lanzar su primer vehículo eléctrico, una versión de su crossover compacto C-HR/IZOA, el próximo año.

Te invitamos a leer: ¿Qué es el outsourcing en las empresas?