El fiscal José Domingo Pérez pidió ayer cambiar por prisión preventiva el mandato de arresto domiciliario que, desde el 27 de abril, cumple Pedro Pablo Kuczynski PPK en su casa de San Isidro.

De acuerdo al documento presentado por la fiscalía, entre mayo y agosto PPK ha recibido nueve visitas de la vicepresidenta Mercedes Aráoz, tres de Gilbert Violeta y una de Carlos Bruce.

Asimismo, los tres han sido congresistas de la bancada de Peruanos por el Kambio (PpK), sin embargo renunciaron debido a discrepancias con el gobierno de Martín Vizcarra.

Además, PPK ha recibido visitas de exministros, exasesores y otras personalidades, como el ministro de Hacienda de Chile, Felipe Larraín Bascuñán, y el ex presidente del BID Enrique Iglesias.

Para Domingo Pérez, esto transgrediría tres prohibiciones del código de conducta que debe cumplir.

Como la de comunicarse con testigos de cualquiera de los casos que lleva el equipo especial. Así como la de realizar reuniones sociales y la de realizar actividad política, directa o indirectamente.

Mientras tanto, la vicepresidenta Mercedes Aráoz calificó el pedido del fiscal Pérez como un “ensañamiento contra una persona de 81 años que sufre una enfermedad cardíaca”.

Finalmente, César Nakazaki, abogado de PPK, adelantó que llevará a la audiencia de mañana, a todos los congresistas mencionados por la fiscalía para que aclaren que ninguna de sus visitas tuvo un carácter político o ilegal.