José Graña Miró Quesada declaró ayer ante el equipo especial Lava Jato que la Cámara Peruana de la Construcción (Capeco) hizo un aporte de US$240 mil a la Confiep, durante la campaña electoral del 2011.

El empresario también manifestó ante el despacho de José Domingo Pérez que la constructora Graña y Montero entregó US$25 mil para el aporte total que Capeco hizo a la Confiep.

Asimismo, el testimonio de Graña Miró Quesada se suma al que dio el martes Alfredo Pérez Gubbins, gerente general de Alicorp, quien afirmó ante la fiscalía que la empresa entregó US$200 mil a la Confiep.

De igual forma, fuentes de Capeco señalaron que la entidad se encuentra reuniendo información sobre lo dicho por Graña a causa de que han transcurrido varios años y no permanecen los mismos directivos que en el 2011, por lo que se esperaría un pronunciamiento de la institución en los próximos días.

Al mismo tiempo, el Poder Judicial ordenó ayer 36 meses de impedimento de salida del país para José Graña y Hernando Graña Acuña, como parte de la investigación por los delitos de colusión y lavado de activos en el Caso Metro de Lima.

Además, el juez Richard Concepción Carhuancho dispuso que los investigados paguen una caución que asegure su permanencia en el país. En el caso de José Graña, deberá pagar S/1 millón en un plazo de 45 días naturales, mientras que Hernando Graña tendrá que cancelar S/250 mil en el mismo lapso.

También deberán cumplir otras reglas de conducta, como no ausentarse de la localidad donde residen sin autorización del juez, así como no tener comunicación con otros investigados en el caso, salvo que sea entre ellos dos.