La magistrada suprema dirimente Susana Castañeda Otsu decidió hoy que Keiko Fujimori, continúe en prisión preventiva, pero por 18 meses y no por los 36 meses que se le había impuesto en el marco del Caso Odebrecht.

De esta manera, Castañeda se sumó así a los tres magistrados que se pronunciaron en la misma línea y de esta manera se formó la resolución.

Con esa decisión la lideresa de Fuerza Popular (FP) permanecerá en prisión hasta el 30 de abril del 2020.

Asimismo cabe precisar que los jueces Iván Sequeiros e Iris Pacheco, los otros integrantes de la Sala Penal Permanente, fallaron porque se mantenga la medida restrictiva.

Según la normativa, el tribunal supremo requiere cuatro votos en un mismo sentido para emitir una resolución firme.

Ante esto, la jueza Susana Castañeda realizó el pasado 28 de septiembre la audiencia para dirimir la discordia en la que adelantó que solo evalúa la reducción o ratificación del plazo de la prisión preventiva.

Keiko Fujimori permanece recluida en el Penal Anexo de Mujeres de Chorrillos, desde el 31 de octubre del 2018, fecha en la que el juez Richard Concepción Carhuancho ordenó la medida por un espacio de 36 meses.