La jueza suprema provisional, Susana Castañeda Otsu, informó el día de hoy que emitirá el 12 de setiembre su voto sobre el recurso de casación interpuesto por Keiko Fujimori Higuchi.

Asimismo, Castañeda escuchó-desde las 11:30 de la mañana- los alegatos de Giulliana Loza, abogada de Fujimori Higuchi.

Loza señaló que no existen elementos de convicción en contra de su patrocinada. Añadió que solamente se le dictó prisión preventiva por la declaración un colaborador eficaz.

De igual forma, la abogada también aclaró que no están conformes que la posición de tres jueces de la Corte Suprema, que se pronunciaron a favor de rebajar de 36 a 18 meses el tiempo de prisión preventiva contra Keiko Fujimori.

La excongresista viene cumpliendo prisión preventiva en un penal del distrito de Chorrillos, en el marco de la investigación que se le sigue por supuesto lavado de activos.

Junto a Fujimori Higuchi, también cuestionaron su prisión preventiva y solicitaron su libertad: el exdirigente de Fuerza Popular Jaime Yoshiyama.

Así como el exasesor Pier Figari; y el asesor legal de dicha agrupación, Luis Mejía Lecca.

Castañeda Otsu será la sexta juez que intervendrá en el caso, puesto que fue llamada a dirimir la situación.

Luego de que los cinco magistrados de la Sala Suprema Penal Permanente de la Corte Suprema no se pusieron de acuerdo respecto al pedido de Fujimori Higuchi.

Recurso de casación

La excandidata presidencial interpuso un recurso de casación ante la Corte Suprema con la finalidad de obtener su libertad.

Debido a que ya cumple nueve de los 36 meses de prisión preventiva a los que se conminó.

Sin embargo, el pasado 9 e agosto, el supremo tribunal emitió su decisión, pero en discordia. Es decir, los magistrados no se pusieron de acuerdo y no pudieron emitir una resolución firme con los cuatro votos que estipula la ley.

En lo único que coincidieron los jueces supremos fue en negarle la libertad inmediata a Keiko Fujimori. Tres de los magistrados votaron por reducir el tiempo de carcelería de 36 a 18 meses.

Mientras que, dos de los supremos, optaron por negarle la libertad y que continúe bajo prisión preventiva los 36 meses completos.