El pleno del Tribunal Constitucional (TC) eligió al magistrado Carlos Ramos como el ponente que se encargará de presentar un borrador de informe respecto a si se admite a o no a trámite la demanda competencial que interpuso Pedro Olaechea, contra el Ejecutivo por la disolución del Congreso.

De esta manera, el magistrado Ramos tendrá hasta el 29 de octubre para entregar el auto de calificación sobre admisibilidad o no del recurso.

Por cuatro votos a favor y tres en contra, Ramos resulto electo como ponente de la causa, es decir, será él el encargado de analizar la legalidad de la demanda.

Así como elaborar un proyecto de sentencia y exponerlo ante el Pleno, pero serán los magistrados quienes decidan por votación.

El magistrado no descartó tomar en cuenta las conclusiones de la Comisión de Venecia, además negó que alguno de los magistrados o él mismo haya adelantado opinión sobre la demanda competencial, presentada por Olaechea.