La Sala Nacional de Apelaciones, presidida por el juez superior Ramiro Salinas, dejó al voto el pedido de la Fiscalía para que se cambie de arresto domiciliario a prisión preventiva contra Pedro Pablo Kuczynski (PPK).

Durante una hora la sala escuchó los argumentos del Ministerio Público y de la defensa de PPK. Antes de levantar la sesión.

Asimismo anunció que la resolución se dará a conocer a través de los correos electrónicos de las partes procesales.

Por su parte, el fiscal adjunto superior Hernán Mendoza, del Equipo Especial Lava Jato, sostuvo que Kuczynski debe regresar a un penal por haber incumplido las restricciones que se le habían impuesto.

Mientras tanto, el abogado de PPK, César Nakazaki, afirmó que su defendido se encuentra en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) tras sufrir una descompensación en la madrugada de este viernes.

Ante el juez, la defensa legal aseguró que las condiciones para darle arresto domiciliario a Kuczynski era su estado de salud y su edad (81 años). “Ninguna de estas condiciones ha desaparecido”.

Olaechea le pidió al presidente Vizcarra que no se aparte de la “agenda consensuada”